Cacace dijo que Agúndez no representa al frente Cambiemos. “Pupa” le contestó que es un joven sin experiencia que sólo quiere plata.  

Jorge “Pupa” Agúndez apuntó contra Alejandro Cacace: “Me descalificó porque no conoce nada de historia”. La semana pasada Cacace había dicho que Agúndez “no representa” a la alianza Cambiemos. Arde la interna radical que debilita a la oposición en San Luis. Y, si entre ellos se pelean, ¿los devoran los del PRO?

El conflicto surge porque la lista para diputado provincial que encabeza Agúndez está oficializada y la de Cacace no, por lo que el último le pide auxilio a la Nación, en lo que podría significar una intervención a la Justicia de San Luis.

El olor a caucho quemado, por los constantes chispazos entre los correligionarios, crece. “Él se ha alzado en contra las decisiones de nuestro partido, no ha respetado la voluntad de la Unión Cívica Radical, no ha respetado la voluntad del frente”, tiró Cacace la semana pasada en el programa Estado de Situación, de Canal 13 de San Luis.

“No nos representa. De hecho, no representa a nadie, porque cuando hicieron la fantochada de las PAS no sacó ni un 1 por ciento”, agregó.

Agúndez recogió el guante y ayer, en el mismo programa televisivo, minimizó a Cacace como político: “Es una persona joven, le falta un poco de experiencia. Ya se va a acomodar y va a ser más ubicado”.

Según Cacace, “hay una decisión política del frente, que fue comunicada, de que esos candidatos –la lista que encabeza Agúndez– no representan a nuestro frente”. La grieta parece insalvable.

“Lo que nosotros tenemos que hacer es aprender a vivir en democracia y cada vez vamos para atrás, vivimos en contra de la democracia”, aclaró Agúndez. “El problema grave que existe en la política es que ganan mucha plata los políticos”, agregó, tirándole por elevación a un Cacace supuestamente mercenario.

Para el Pupa, “cuando vienen las elecciones quieren ser todos candidatos a diputados, porque los diputados son los que más ganan”.

“Son jóvenes, quieren vivir la vida mejor. Yo siempre dije que la política no es para darle de comer a una persona o para cubrir sus necesidades. La política sirve para ayudar al otro ser humano. Yo sé que hay políticos radicales pésimos –otro tiro por elevación a la cabeza de Cacace–, pero también hay políticos radicales muy buenos”, argumentó Agúndez.

El Pupa fue más allá y aclaró que él necesita “un hombre formado políticamente para debatir. Pero –Cacace– no está formado y está con todos los problemas de entrar o no entrar a la diputación”. Y tildó al joven de poco laborioso: “Es como dijo –Miguel Ángel– Bonino, hay que arremangarse y trabajar”.

Agúndez dice que Cacace “ha mentido mucho”. Pero aclara que no lo trata peor porque lo conoce “desde chico, a lo mejor el afecto engaña muchas veces”.

En la casa de los radicales vuelan los platos y quedan al borde de la separación. Se debilita Cambiemos en San Luis y todo recuerda a los chispazos que terminaron con el gobierno de otra alianza en 2001, que se esfumó en helicóptero.