Los cuatro representantes del peronismo la rechazaron; en cambio el radical José Riccardo votó a favor.

Los diputados nacionales por San Luis Karim Alume, Ivana Bianchi, Vicky Rosso y Andrés Vallone -los cuatro del justicialismo- votaron en contra de la reforma previsional impulsada por el Gobierno de Mauricio Macri, avalada también por la mayoría de los gobernadores peronistas. En cambio, el radical José Riccardo votó a favor, en sintonía con su bloque “Cambiemos”.

El acta final de la votación nominal registró 127 votos a favor de la ley, 117 en contra, 2 abstenciones y 10 diputados ausentes. Entre esos ausentes aparece Daniel Scioli, una conducta que todavía no fue explicada por el ex gobernador de la provincia de Buenos Aires y ex candidato a la presidencia por el kirchnerismo.

En San Luis, todos esperaban que Riccardo acompañara el proyecto oficial, pese a que va en contra de los intereses de los jubilados. Sucede que su adhesión al gobierno de Macri está marcada a fuego. Al mismo tiempo, todos esperaban que los diputados del justicialismo, conducidos por Adolfo y Alberto Rodríguez Saá, rechazaran la polémica iniciativa.

Un dato anecdótico es que Vallone ocupa ahora la banca a la que había accedido Claudio Poggi cuando todavía militaba en el justicialismo puntano y aún no pegaba el salto al macrismo. Vallone asumió ayer esa banca. De esa circunstancia se desprende lo que casi nadie dice: si Poggi la hubiera conservado, en lugar de renunciar para asumir en el Senado Nacional, la votación de los puntanos no hubiera sido 4 a 1, sino 3 a 2.