En una entrevista exclusiva con este medio, el ex campeón de la Conmebol con Talleres de Córdoba no duda: “El Adolfo transformó un San Luis pobre y triste en una provincia de crecimiento. La gente no tiene memoria”.    

El ex jugador de fútbol profesional, campeón de la Conmebol con Talleres de Córdoba, le atiende el teléfono a Enclave Político y no titubea: “Yo lo banco a muerte al Adolfo”. Es Gabriel Roth, quien compartió una publicación de apoyo al senador nacional Adolfo Rodríguez Saá en Facebook y se hace cargo.

Roth nació en Venado Tuerto, Santa Fe, pero a los 8 años se radicó en La Toma. “Es mi lugar en el mundo”, dice sobre la tierra del ónix.

“El caso de mi padre es como el de tantos que vinieron a vivir a San Luis y consiguieron trabajo y casa”, cuenta orgulloso.

Atrás quedó el eco de la hinchada cuando salió corriendo para festejar con sus compañeros del “Tallarín” cordobés, el día en que se consagró campeón de la copa continental.

Después de ascender a Primera División con Gimnasia y Esgrima de Jujuy y San Martín de San Juan y de haber jugado en el Córdoba CF español, el  Bucaramanga de Colombia y el Rangers chileno, hoy tiene una vida tranquila y lejos de los flashes del fútbol profesional. “Volví porque amo este lugar. Este mi lugar en el mundo. Soy feliz en La Toma”, dice.

Comprometido con lo que sucede en su provincia, el ex volante considera que “el Adolfo transformó un San Luis pobre y triste en una provincia de crecimiento”.

“En los lugares en donde jugué siempre han nombrado a San Luis como un ejemplo. Ni estando en España he visto las obras que vi aquí”, aclara. Y reprocha: “Lamentablemente –con el resultado en las PASO- el pueblo demostró que no tiene memoria”.

Recuerdo imborrable

Roth nunca cruzó una palabra ni se sacó una foto con el actual candidato a senador nacional por el Partido Justicialista, pero guarda un tesoro en su memoria: “Adolfo vino al Club Deportivo Pringles cuando yo tenía 11 años y me dio la mano. No se me borró más esa imagen”.

Hoy, con 38 años, dice que hace bastante tiempo le ofrecieron trabajar en el Gobierno pero nunca aceptó porque considera que no es lo suyo, con lo que despeja cualquier especulación sobre algún supuesto oportunismo político. “Lo que digo, lo digo porque es lo que siento y lo que a mí me parece”, aclara. Además, cuenta que trabaja en un gimnasio de su pueblo y es feliz con lo que hace.

Roth se declara “Adolfista” y argumenta: “A mí me parece que en la vida hay que ser agradecido. Mi papá y mi hermana tuvieron casa de barrio gracias al gobierno de Adolfo Rodríguez Saá”.

“Hoy cualquiera puede ser gobernador, si tienen todo”, dice en relación a las dificultades que tuvo el senador nacional para poner en marcha la provincia en la década del 80.

El ex futbolista repite que “San Luis creció gracias a Adolfo y Alberto Rodríguez Saá. Estoy convencido de que lo que hizo esta gente no lo hará otra persona”. “Claudio Poggi era el principal alumno del Adolfo y hoy cambió”, se enoja.