En la madrugada del lunes, consumado el triunfo del peronismo en San Luis, alguien pintó las paredes de la casona del diputado nacional por Cambiemos José Riccardo. El hecho era repudiable, pero le siguió entonces una reacción polémica de la hija del legislador. Bajo el título “El séquito de los Saá” -con elipsis del apellido Rodríguez- Agostina Riccardo destiló evidentes prejuicios de clase en un posteo que hizo público en su cuenta de Facebook.

“Hoy es lunes y ellos festejan como saben, ¡HOY NO SE TRABAJA! (Igual no se cuándo lo hacen)”, escribió la hija del ex rector de la Universidad Nacional de San Luis, que culpó aún sin pruebas a la militancia del peronismo.

Pero no sólo trató de vagos a los votantes de Rodríguez Saá. También los tachó de ignorantes: “La vida sigue, yo por suerte empiezo el lunes con unas ganas inhabituales para este día, sigo ESTUDIANDO (espero que a estos tipos no les de alergia si leen la palabra) y mis papás siguen trabajando (listo, ahora sí les dio un shock anafiláctico)”

Para rematar, Agostina apeló a otro prejuicio tradicional: “Somos una FAMILIA, no se si los hermanitos podrán decir lo mismo, que está orgullosa de lo que se ha hecho y orgullosa de José Riccardo”.

Las mayúsculas sostenidas en el texto -que son reproducidas idénticas al posteo original- aluden a los prejuicios históricos de las clases altas cuando hablan de los obreros o la militancia y la dirigencia peronista: ellos, los otros, los enemigos políticos, son vagos con alergia al trabajo, ignorantes que no quieren estudiar y gentuza incapaz de armar una familia bien constituida.

El ex rector Riccardo, que preside la Comisión de Educación en la Cámara de Diputados de la Nación, nada dijo hasta ahora de las expresiones públicas que -por enojo o frustración- lanzó su hija después de la caída histórica de Cambiemos en San Luis.

 

Mirá el posteo y las reacciones