El vicegobernador de San Luis Carlos Ponce reconoció que existe una alta preocupación en las provincias argentinas frente a la insistencia del gobierno macrista para modificar el régimen de Coparticipación Federal, con la finalidad de crear un fondo de ayuda a a la Provincia de Buenos Aires, inmersa en una crisis económica que a esta altura es crónica.

Ponce está en Buenos Aires, donde participa de la recepción del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. Previo a un almuerzo en el que participaron casi todos los gobernadores, dijo que aprovecharon ese encuentro para “conversar sobre el nuevo régimen de Coparticipación”.

“Estuvimos en una reunión con todos los gobernadores y surgió una postura firme sobre el efecto que provocaría otro régimen de Coparticipación. Fue contundente la respuesta que muchos gobernadores dieron al manifestar que, no sólo los estados provinciales, sino que muchos municipios podrían caer a un nivel de quiebre económico”, declaró Ponce, según un informe de la Agencia de Noticias de San Luis.

“Esto afecta la relación entre el Estado nacional con a los municipios y los gobiernos provinciales. Creemos que el Congreso Nacional tendrá que impulsar una instancia de diálogo o interceder ante el Ejecutivo; buscar la forma de unir a las partes  y que a su vez advierta a la Corte sobre estas intenciones, que podrían ser inconstitucionales. Esto no ayuda a la vida institucional de las provincias”, agregó el vicegobernador puntano.

Ponce no descartó que un grupo de provincias acuerde una estrategia de resistencia: “Tenemos previstas dos reuniones más sobre este tema. Participarán técnicos, ministros y los fiscales de Estado de cada provincia. Y otro encuentro con los gobernadores, aunque aún no hay una fecha precisa. Son medidas unilaterales que toma el Gobierno nacional. Es lamentable porque impide el desarrollo de los distritos del interior y las pone en riesgo”.