Presurosos y disciplinados, los dos registraron su asistencia en la quinta presidencial de Olivos: Claudio Poggi y José Riccardo fueron a la cena que ofreció el presidente Mauricio Macri -este lunes 4 de diciembre- a todos los diputados y senadores nacionales de Cambiemos. Es decir, los que se van, los que se quedan y los que entran.

Macri aprovechó el encuentro para bajar algunas líneas: según distintos reportes periodísticos, les dijo que está contento porque en el Congreso los debates suceden “con más sensatez, con más sentido común y menos fanatismos ideológicos”. Y les aseguró que “eso es lo que el mundo moderno pide: gente pragmática”.

El pragmatismo tiene, por cierto, dos buenos exponentes en los representantes puntanos del macrismo, que pasaron de ser enemigos políticos hace menos de tres años, a ser aliados consumados en el frente que ganó las PASO pero luego perdió las elecciones generales en octubre, a manos del justicialista Adolfo Rodríguez Saá.

Entre las pocas fotos que circulan de la cena, los dos nunca aparecen juntos. Pero fuentes de su entorno confirmaron que llegado el momento alzaron las copas en el brindis, después de probar las empanadas, los “choripanes gourmet” y el resto del sofisticado menú con el que agasajó a su tropa el Presidente.